Metodología Seis Sigma

La metodología Seis Sigma tiene sus inicios en la empresa Motorola donde fué lanzada como iniciativa estratégica el año 1987. Sus continuos éxitos hicieron que sus principios se extendieran por significativas empresas norteamericanas, durante los años 90, como Kodak, Texas Instrument y de manera muy reseñable General Electric. Estas empresas reconocieron el poder de lo que denominan “metodología rompedora”, para mejorar sus procesos y con ello cumplir con las continuas y crecientes expectativas de los clientes y simultáneamente mejorar su cuenta de resultados.

Podemos definir Seis Sigma como una metodología que trabaja en pos de reducir los errores o, lo que es lo mismo, reducir la variabilidad de los procesos -definida ésta como la desviación respecto al nivel objetivo.

Para alcanzar este objetivo, Seis Sigma requiere el uso de diversas herramientas, que le permitan: eliminar la causa de las variaciones de los procesos, y conseguirlos con el mínimo posible de defectos (reduciendo así drásticamente los costes de la no calidad y alcanzando la máxima satisfacción del cliente). Entre las herramientas utilizadas se encuentran:

  • Selección y priorización de proyectos: matriz, diagrama de Pareto…
  • Definición del proyecto: Project Charter, árbol de CTQs, SIPOC…
  • Medición de las variables: Análisis del sistema de medida, Estudios de capacidad (DPMO, Cp, Cpk, nivel sigma), herramientas básicas de calidad …
  • Análisis de los datos: Herramientas estadísticas básicas y representaciones graficas, análisis de correlación y regresión, contrastes de hipótesis, Diseños de Experimentos (DOE – Principios de Taguchi)…
  • Mejora de procesos: Creatividad, procesos robustos…
  • Control: asegurar la sostenibilidad de las mejoras, gráficos de control (SPC), estandarización…

El proceso de implementación de la metodología Seis Sigma  se caracteriza por 5 etapas bien concretas:

  • Definir el problema o el defecto
  • Medir y recopilar datos
  • Analizar datos
  • Mejorar
  • Controlar

Para hacer patente el cometido y nivel de cada una de las personas que integran el equipo de implantación se ha elegido las siguientes denominaciones: Green Belt, Black Belts, Black Belts y Champions.

Esta metodología ha ido evolucionando desde su aplicación meramente como herramienta de calidad a incluirse dentro de los valores clave de algunas empresas y  como parte de su filosofía de actuación, además aunque nació en las empresas del sector industrial, muchas de sus herramientas se aplican con éxito en el sector servicios en la actualidad. (sanidad, policía etc.)

Seis Sigma se ha visto influida asimismo, por el éxito de otras herramientas, como Lean manufacturing, con las que comparte algunos objetivos y que pueden ser complementarias, lo que ha generado una nueva metodología conocida como Lean Seis Sigma (LSS).

En pocas palabras Seis Sigma es una metodología sistemática y extremadamente orientada a resultados, que pone al alcance métodos estadísticos y de gestión del cambio de forma práctica y sencilla. Es un programa aplicable a la mejora de productos o servicios y sus correspondientes procesos. Es una ambiciosa iniciativa que tiene por objeto la reducción de costes y el aumento de las ventas a través de un mejor servicio al cliente.

servicios_1301648831_450

0 comentarios en “Metodología Seis SigmaAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *